Los servicios esenciales en los días feriados declarados por Estado, continúan en forma ininterrumpida en el distrito de Cerro Colorado, tal es el recojo de los residuos sólidos, fiscalización y seguridad ciudadana, en los cuales a pesar de las restricciones se han realizado mayores acciones de apoyo de emergencias.

Personal de Servicios a la Ciudad, realiza su jornada laboral hasta en dos turnos para la limpieza de las calles y el recojo de los residuos sólidos apostados en las zonas críticas, reiterando a la población a no perjudicar la salud pública dejando más basura luego del recojo, sino esperar el cronograma habitual del paso del carro recolector.

El Gerente de Servicios a la Ciudad, pidió a los comerciantes apostados en la Vía de Evitamiento, que deben usar sus contenedores para la basura, y no los de los vecinos, que es para basura doméstica, y que deben respetar los horarios y fecha de limpieza pública.

La labor de la municipalidad continua en forma constantes con los servicios a la población, pero necesitamos que nuestros vecinos también se sensibilicen a cuidar las vías públicas, una ciudad es limpia no por limpiarla constantemente, sino porque sus pobladores cuidan el ornato que es responsabilidad de todos, indicó el Gerente de Servicios a la Ciudad, Pascual Calla

Personal de serenazgo, también dentro de sus rondas cotidianas, ha exhortado a los vecinos a ingresar a sus viviendas en horarios del toque de queda, tal el caso presentado en Semi Rural Pachacútec, Alto Libertad, La Libertad, Ciudad Municipal, Mariscal Castilla, además de socorrer con la ambulancia a una dama que cayo de los cerros, así como el auxilio a los accidentes de tránsito en la autopista Arequipa La Joya, además de evitar agresiones por efectos del alcohol en Alto Libertad y Angeles del Sur, trasladando a ambos casos a las comisaria del sector para su atención correspondiente.

Los fiscalizadores también realizaron el control en la plataforma de Río Seco, en los mercados ubicados en la Vía de Evitamiento y en una vivienda que expendía bebidas alcohólicas en Víctor Andrés Belaunde, pidiendo a la población a cuidar su salud siguiendo manteniendo los protocolos de bioseguridad.